TRAS EL 14S, POLÍTICA CON MAYÚSCULAS

​Por Miguel Santoro.
|

SantoroHasta el 14S, Linares era una ciudad sumida en la desesperación, en el desánimo, en la pesadilla del desempleo y en la falta de oportunidades. Pero toda una ciudad, unida contra la desesperanza, sale a la calle para hacer visible que Linares es un pueblo con futuro, que el futuro está en su gente. 

La manifestación pasa y los miles de linarenses que la han secundado vuelven a sus casas con la sensación de haber formado parte de algo histórico, de una movilización que reclama un futuro digno. La reivindicación más importante de todas.

Esta manifestación no va a cambiar en el corto plazo ni el primer puesto del ranking de la ciudad con más paro de España ni va a hacer que abran sus puertas grandes industrias que rebajen la cifra de desempleados, pero sí va a conseguir algo fundamental: Poner a cada representante público en su sitio, que cada político que recibe un sueldo público responda a la movilización con hechos.

Porque a partir de este 14S, los linarenses no van a aceptar ni una sola promesa incumplida más, ni una sola estrategia política si efectos reales, sin creación de empleo real. Los linarenses no van a consentir más palabrería. Sólo van a aceptar soluciones reales, palpables. A partir de este 14S, los políticos tendrán que hacer política con mayúsculas, hacer su trabajo: ofrecer soluciones.


WhatsAppImage20170914at21.40.11



Es el momento de estar a la altura. Los linarenses han demostrado estar muy por encima de todos los políticos que durante la última década no han sabido, o no han querido, gestionar la riqueza de un pueblo cosmopolita con alma de industria.

La altura de los linarenses es incuestionable y esta manifestación lo ha demostrado porque va a cambiar las responsabilidades de los que gobiernan. Veremos quién será capaz de dar respuesta a todo lo vivido. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.